• Blog de un maestro

5J - Día mundial del medio ambiente

El pasado día 5 de junio se celebraba el Día Mundial del Medio Ambiente. En Instagram os subía un post en el que os hablaba de tres pequeñas cuestiones que me gustaría ampliar aquí un poco.


Esta fecha se celebra desde el año 1972, año en el que por primera vez se celebra una conferencia internacional para fijar posiciones comunes con respecto al cuidado del medio ambiente, conocida como conferencia de Estocolmo. Tras esta conferencia, el 15 de diciembre de este mismo año la Asamblea General de la ONU aprobó la resolución que fijaría esta fecha para la posteridad.


Como todas las fechas en las que celebramos el "Día de" cualquier cosa, es una ocasión para aumentar la visibilidad de una lucha en concreto. ¿Quiere decir eso que solo nos volvemos "ECO" el día del medio ambiente o el día de la tierra?


Pues la verdad es que hay mucha gente que sí, pero la respuesta debería ser no. Para quien realmente le importa esta cuestión, quien realmente está concienciado con el problema, las acciones las lleva a cabo todos los días, las tiene integradas en su cotidianeidad.


No obstante, mi opinión en cuanto a esto es que, especialmente en relación a los profes, mejor es realizar la actividad del "Día de" solo un día al año que no realizarla nunca. Es decir, por supuesto preferiría se tomasen medidas y actuaciones que tuvieran una repercusión real y que fuesen encaminadas a educar a nuestros alumnos y alumnas en hábitos sostenibles, pero si no se va a hacer, prefiero que al menos un día al año se reflexione sobre esto, porque con suerte, quizá algún alumno o alumna se conciencie con el tema y empiece a tomar medidas de forma individual, si no inmediatamente, quizá en el futuro.


Obviamente este post no viene a defender que no se trabaje durante todo el año, si no todo lo contrario. Por eso voy con la segunda cuestión: ¿Qué podemos hacer?


Partiendo de que no soy ningún experto en sostenibilidad ni medio ambiente, y que probablemente haya muchas mejores fuentes para consultar que mi post, os dejo algunas acciones sencillas que se pueden incorporar al día a día.


Antes, me gustaría aclarar que creo que debemos luchar siempre en dos frentes, el individual y el social. Porque por mucho que yo adapte mi vida, mi cambio individual sumará poco o nada al estado global del planeta. Si no se cambia como sociedad, de poco servirá. Pero al mismo tiempo, no podemos esperar a que cambie el mundo para cambiar nosotros.


Por esta razón, creo que aunque los cambios importantes los hacen las grandes industrias y los gobiernos, debemos empezar con cambios individuales en nuestra vida privada y nuestras aulas a la vez que reivindicamos y participamos de la lucha social que hagan posible los grandes cambios.


Como acciones individuales y escolares:

TRANSPORTE.

PERSONALMENTE: Si vives como yo en un pueblo pequeño, utiliza la bicicleta como medio de transporte habitual o si lo prefieres ve andando a los sitios. Tardarás quizá un poco más, pero además de ser mejor para tu salud física reduces la emisión de gases contaminantes de los vehículos. En el caso de grandes ciudades, en distancias asequibles aplica la misma lógica, en distancias mayores prioriza la alta ocupación de vehículos o el transporte público.


EN LA ESCUELA: Como escuela podemos facilitar (o solicitar a la administración local) aparcamientos de bicicletas en el centro, así como que el carril bici pase por la escuela para fomentar que nuestros alumnos y sus familias también utilicen la bicicleta como transporte para venir a clase.


ALIMENTACIÓN.

PERSONALMENTE: Consume preferiblemente producto de temporada y de proximidad. El negocio local (motor principal de la economía de tu localidad) lo agradecerá además del medio ambiente. Al consumir producto de proximidad se reduce el uso de transporte e industria que interviene en el proceso como intermediarios, y por lo tanto la contaminación que esto conlleva.


EN LA ESCUELA: Fomenta un programa de alimentación saludable en la que, por ejemplo, a través de un menú semanal para el desayuno, se fomente el uso del producto de temporada y de proximidad. Aprovecha para mandar la información correcta a las familias y sensibilizar al respecto.


REDUCIR EL CONSUMO DE ENVASES:

PERSONALMENTE: Reduce el consumo de envases plásticos y de un solo uso. Existen multitud de alternativas como las tapas de silicona en lugar del papel film, las bolsas para congelar reutilizables, los envoltorios para bocadillos de tela, bolsas de tela para la compra, usar cantimplora o termo rellenable en lugar de botellas de plástico... Una simple búsqueda por Internet te ayudará a encontrar mil alterantivas.


EN LA ESCUELA: Propón la eliminación de los residuos en el desayuno. En mi caso, pedía a los alumnos y sus familias que el bocadillo viniese en envoltorio de tela, un recipiente de plástico o fiambrera y así eliminar el papel de aluminio que los envuelve. Igualmente, cambiar la botella de agua por una cantimplora rellenable.


Piénsalo, si para envolver un bocadillo se usa 30 cm2 de papel de aluminio aproximadamente y en un aula hay 25 alumnos, se están usando diariamente 7,5 m2 lo que supone 67,5 m2 por cada línea de EI y EP que tenga el centro en un solo día. En los 181 días lectivos que tiene un curso escolar, estamos hablando de reducir el consumo de papel de alumninio en 12.217,5 m2 cada curso escolar por cada línea. ¿A que ahora sí parece una medida significativa?


Vamos con el ejemplo de las botellas de agua. Imaginemos que las familias reducen el consumo rellenando botellas de plástico varias veces y usando una nueva cada semana, en lugar de cada día. Esto supondría 25 botellas de agua a la semana por aula, o 225 botellas de plástico por cada línea semanalmente. Si el curso escolar tiene aproximadamente unas 40 semanas, la cantidad de botellas de plástico que hemos reducido con esta medida es de 9.000 botellas por cada línea y curso escolar.


REUTILIZAR LOS ENVASES.

Hay ocasiones en los que comprar productos sin embase es muy complicado. En estas situaciones, intenta priorizar envases de vidrio o papel/cartón. Tanto con estos envases como los de plástico que te resulten inevitables, intenta darles nuevos usos y alargar su vida. Reutilizándolos reduces también el consumo de nuevos envases.


Hay multitud de ejemplos en la red, pero puedes utilizarlos como botes para guardar cosas, lapiceros, jarrones, macetas.... la lista es interminable.


Igualmente en la escuela. Acostumbra a tus alumnos a ver que no hace falta comprar todo nuevo, siempre se puede dar una segunda vida a envases que no hemos podido evitar comprar.


Por ejemplo, en mi aula, para las cajoneras de materiales de manualidades utilizábamos las cajas que las tiendas de chucherías y golosinas usan para sus productos y que normalmente tiran tras colocar los productos en sus expositores habituales. Normalmente, si las pides te las dan sin problema.

También utilizamos garrafas de agua o aceite cortadas por la mitad como cubos para enjuagar los trapos cuando vamos a limpiar las mesas o tarros de conservas de cristal como vasos para los pinceles cuando hacemos manualidades. Hay miles de opciones.


RECICLA

Finalmente, cuando ya has reducido los envases y los has reutilizado todo lo posible, llegará un momento en el que tengas que tirarlos. En este punto es el momento de hacer la recogida selectiva de residuos y separar tanto en casa como en la escuela.

Tener un mayor espacio en la cocina o el aula para tres o cuatro papeleras es un esfuerzo asequible que contribuye notablemente.


En el aula teníamos todas las papeleras para separar residuos, especialmente el de envases y el de papel y cartón que son los que más generamos en el aula. Teníamos organizados a los alumnso por turnos de manera que, cuando se llenaba alguna de las papeleras, los encargados venían conmigo en el recreo, salíamos del cole a los contenedores más cercanos y reciclábamos. Así también aprenden de manera clara qué va en cada contenedor y suman este hábito a sus vidas.


Aunque ahora no estamos en el aula, creo que puede ser una buena oportunidad para pensar y planificar desde la calma y la perspectiva, las acciones que implementarás el próximo curso. Incluso puedes aprovechar para lanzar el debate a tu claustro y que las acciones sean a nivel de centro, para un mayor impacto.


¿Qué otras propuestas puedes llevar al aula? Te leo en los comentarios en el post de Instagram y Facebook.


0 vistas